Lencería y Disfraces

En siglos pasados el uso de la lenceria en la mujer era un tabú, sólo se pensaba en portar prendas que cubrieran la piel y conservaran su higiene, el diseño variaba sí, pero el color era siempre el mismo: blanco como signo de "pureza".

Llegamos hasta nuestros días, el siglo XXI donde lo prohibido quedó atrás, estamos ante tiempos en donde la lencería y ropa interior son prendas muy tomadas en cuenta a la hora de planear nuestro outfit y que además resultan provocativas, sensuales, nos hacen sentir atractivas y a la vez son bastante cómodas.

Los tiempos han cambiado, definitivamente hay una mayor apertura pero vivimos tan de prisa que quizás no le dedicamos el tiempo necesario para adquirir y vestir esa parte íntima de la mujer, tal vez le restamos importancia a las prendas que nos ponemos antes del traje sastre para ir a trabajar, de la que usamos para hacer nuestros quehaceres domésticos, cuando vamos al gym; de los jeans y tops que usamos para ir a la escuela, etc.

Habrá quienes estén a la vanguardia, lo cierto es que actualmente el diseño en ropa interior es muy amplio y creativo, por lo que ya en nuestro closet debemos apartar un espacio para este tipo de prendas, ahí pondremos tanto las que usamos cotidianamente como las de las ocasiones especiales.

Si aún no te has dado el tiempo para modernizar tu guardarropa interior, llegó el momento; seguramente te encontrarás con infinidad de diseños, desde los más sencillos a aquellos más laboriosos; minúsculas prendas, dibujos extravagantes y provocativos; de algodón, poliéster, lycra, encaje y que decir de la amplitud de colores y marcas, todo con el fin de resaltar nuestra figura.

¡Fuera pretextos!, hoy puedes lucir sensual y hermosa, sólo tienes que decidirte, consentirte y estar dispuesta a querer y aceptar tú nueva imagen interior.

Fuente: Uso general de la lenceria y ropa interior (elkiosko.com.mx)